Tanto si estás de viaje por la provincia de Cáceres como si resides allí, te proponemos el plan perfecto para que sorprendas a tus acompañantes: degustar el asado de cochinillo en Garganta la Olla, un plato típico castellano que hará que merezca la pena desviarse.

A pesar de ser un plato muy conocido, no todas las recetas son iguales. Es necesario tener un conocimiento de la materia prima para que quede sabroso y para poder cocinarlo hay que ser conocedor de todos sus secretos. Algunos de ellos te los contamos a continuación:

- A pesar de ser una receta típica de nuestro país, fueron los romanos los que la introdujeron en la península. A ellos les debemos por tanto el privilegio de poder disfrutar del asado de cochinillo en Garganta la Olla.

- El cochinillo tiene un tiempo de cocción de tan solo 30 minutos, pero tiene una fecha de caducidad de 2 meses una vez cocinado y siempre que esté bien conservado.

- Para que un cochinillo sea perfecto para asado, debe pesar como máximo 5 kilos. Una vez cocinado, su peso menguará un kilo aproximadamente.

- La edad del lechón y su alimentación también son datos muy importantes. Lo ideal es que tenga alrededor de 20 días y solo se haya alimentado de leche materna. Por tanto, un restaurante debe conocer a su proveedor y que este sea de confianza.

- Según el dicho popular, del cerdo se come todo, nunca mejor dicho, ya que en el caso del cochinillo, la cabeza es una delicia que pocos conocen. No la dejes en el plato y atrévete a saborearla.

El Bar - Restaurante Los Leones combinamos el conocimiento de estos secretos junto con la tradición y el buen hacer de la elaboración artesanal, que lo convierten en la mejor opción para degustar este maravilloso plato.